Carta a una flor Azul

Yamila Garibay
1 min readFeb 2, 2024

Cada vez que te pienso, mi corazón se inunda de estrellas.

Te escribo esto siendo mar.

La primera vez que te encontré fue en forma de libro, de libro en forma de barco, de barco en forma de Navegante. Mi barco encontró luz en tu viaje.

Y ese día, el día que te conocí, escribí:

“Ayer en un taller muy bonito regresó la magia, regresé a mí, a recordar que amo:

Las palabras

Las imágenes

Las narraciones

Los títulos

La poesía

Los cuentos

El dibujo

Las máscaras

Los ojos

Lo naif

Un pie de foto. Los pies de foto

Las listas

El diccionario

Contar historias

Los haikus

Las secuencias

Las luciérnagas

El mar

La metáfora

Y abrazar la incertidumbre y esta cosa abrumadora que implica el ser sensible, que no es maldición si se está con las personas adecuadas”.

Te escribo siendo mar, con el corazón inundado.

Hoy te volví a encontrar en forma de flor…de vida, de poesía, de estrella.

Me volviste a recordar la magia, volví a regresar a mí.

Y todo esto lo haces siendo tú, con toda tu hermosa sencillez…de esa que atravieza el corazón.

Eres magia.

--

--